First-in-patient trials in Brazil – Vacuna contra Malaria.

Los ensayos mostraron niveles de protección con la dosis más alta de la vacuna de entre 87.5 y 100%, dependiendo del tipo fármaco con que se combina.
malaria

Un candidato a vacuna contra la malaria, combinada con un tratamiento profiláctico para la enfermedad, ofrece niveles de protección sin precedentes durante, al menos, tres meses, según los resultados de dos ensayos clínicos en fase 1.

El estudio es realizado por la empresa estadounidense Sanaria, en el cual se analiza el candidato vacunal PfSPZ, basado en la inoculación del parásito en su fase de esporozoíto, pero químicamente atenuado (debilitado), y combinado con uno de los dos fármacos antipalúdicos más utilizados, un enfoque denominado vacunación quimioprofiláctica.

Hsta el momento, los ensayos mostraron niveles de protección con la dosis más alta de la vacuna de entre 87.5 y 100 por ciento, dependiendo del tipo fármaco con que se combinaba y de la cepa del virus contra la que se probaba, una africana y otra brasileña.

Las pruebas fueron dirigidas por Patrick Duffy de Institutos Nacionales de la Salud de Estados Unidos, en las que participaron 56 voluntarios adultos sanos que fueron inmunizados con la vacuna.

Se detalló que los voluntarios recibieron unos días después una dosis de pirimetamina o cloroquina, fármacos profilácticos que matan los parásitos en fase hepática y en fase sanguínea, respectivamente.

Tres meses después, y en condiciones cuidadosamente controladas, fueron expuestos por inoculación a la misma cepa del parásito africano usada en la vacuna (desafío homólogo) o a la variante 7G8 brasileña (desafío heterólogo), que es más distante genéticamente de la cepa vacunal que otros parásitos africanos.

Los resultados indican que, para las dosis más altas de la vacuna combinada con el fármaco pirimetamina, un 87.5 % estaba protegido contra la cepa africana en la que se basa el preparado, mientras un 77.8 % lo estaba contra la brasileña.

En el caso de la combinación de vacuna más cloroquina, los seis voluntarios (100%) que recibieron la dosis más alta de PfSPZ quedaron protegidos contra la brasileña.

clinical-trials.latin-america

Los autores señalan que una protección del cien por cien durante tres meses contra las variantes heterólogas del parásito no tiene precedentes en ninguna vacuna antipalúdica en desarrollo y es importante porque un preparado eficaz debe proteger contra una gama diversa de cepas de P. falciparum..

El director del Programa Mundial de Malaria de la Organización Mundial de la Salud, el epidemiólogo Pedro Alonso, destacó que el mérito del artículo es demostrar que se puede inducir inmunidad “altamente protectora” permitiendo que el parásito se desarrolle en el hígado, donde no produce síntomas, y luego acabando con él (vacuna más pirimetamina).

Además, sirve tanto para la cepa africana usada en la vacuna como para otras muy distintas, como la brasileña.

Alonso señaló que esta técnica “abre la puerta” y el equipo está trabajando en ello, intentar modificar genéticamente el parásito, de forma que se programe para morir a final del proceso hepático, con lo que no sería necesario administrar un fármaco que lo haga.

Esa posibilidad “podría ser un cambio de paradigma” y, si con esa técnica se consiguiera una vacuna con una alta eficacia, “cambiaría las reglas del juego y realmente se tendría una herramienta que permitiera contemplar una posible erradicación de la malaria”.

Compartir:

Más Noticias

Envíanos un mensaje