Cohortias – Ensayos Clínicos Controlados y No Controlados.

Los estudios clínicos son ensayos para probar la eficacia de medicamentos, dispositivos y otras formas de tratamiento nuevos, así como aquellos ya aprobados.
Ensayos clínicos

Ensayos Clínicos: Controlados y No Controlados.

Un ensayo clínico es una investigación científica cuyo objetivo es conocer mejor el funcionamiento de un medicamento, vacuna, técnica diagnóstica o procedimiento terapéutico para comprobar si es eficaz y seguro en humanos y comparar su acción con lo empleado hasta ese momento en la práctica clínica. Se trata pues de un procedimiento vital en la investigación médica y farmacéutica por el que todo tratamiento debe pasar antes de llegar a ser comercializado y empleado en pacientes.

Ensayos no controlados

Los ensayos no controlados son aquellos que no incluyen un grupo control o grupo testigo. Un grupo control está formado por un conjunto de pacientes que no recibe el fármaco en investigación, sino que toma el tratamiento estándar, aprobado para la enfermedad sobre la que se está llevando a cabo el estudio; o bien, toma placebo, que es una simulación del fármaco en investigación, pero que no tiene ninguna actividad sobre dicha patología.

Los ensayos no controlados suelen utilizarse en las fases tempranas de la investigación con medicamentos, fases I y II, para determinar las propiedades farmacocinéticas o para investigar los intervalos de dosis toleradas. También pueden ser de utilidad para estudiar efectos secundarios, cambios bioquímicos en terapias a largo plazo, tolerancia, interacciones o eficacia de los fármacos.

Se sabe que los ensayos no controlados producen mayores estimaciones del efecto medio que los obtenidos en un ensayo controlado,ya que al no tener un grupo de control que actúe como referencia, pueden inducirá impresiones erróneas sobre los resultados del medicamento investigado. Al poder generar un cierto sesgo, los resultados de los ensayos no controlados, se consideran menos válidos que los de los ensayos controlados. Los resultados obtenidos se suelen comparar con los obtenidos en estudios previos o que hayan sido publicados por otros investigadores.

Ensayos clínicos

Ensayos controlados

En el diseño de estos ensayos se incluye al menos un grupo de estudio que se compara con un grupo control. El grupo control puede recibir placebo u otro tratamiento eficaz. Ambos grupos se estudian simultáneamente, excepto cuando como control se utilizan datos históricos. Este tipo de ensayos son los más habituales en la Fase III de la investigación con medicamentos. Los ensayos controlados permiten discriminar el resultado del paciente de un resultado causado por otros factores, como la historia natural de la enfermedad o las expectativas del paciente o del investigador.

Los controles que se suelen utilizar son:

  • Control con placebo: mediante una sustancia inerte o una intervención diseñada para simular la terapia médica en investigación, pero que no tienen ningún efecto sobre la patología que se investiga. El placebo debe tener la misma apariencia y frecuencia de dosis que el fármaco activo. Este diseño se utiliza para demostrar la superioridad o equivalencia y únicamente se debe emplear cuando no exista un tratamiento eficaz. El placebo solo debe usarse si no se produce ningún daño permanente (muerte o morbilidad irreversible) al retrasar el tratamiento activo disponible durante la duración del ensayo, siendo preferible para un estudio de riesgo mínimo a corto plazo.
  • Control “sin tratamiento”: a los pacientes del grupo control no se les administra ninguna intervención o tratamiento. Las desventajas de este diseño, son el potencial sesgo del observador por la dificultad de cegamiento y las posibles implicaciones éticas.
  • Control con tratamiento activo: este diseño implica la comparación de un nuevo fármaco con un fármaco estándar o comparar la combinación de terapias nuevas y estándar frente a la terapia estándar sola. Este diseño se puede utilizar para demostrar equivalencia, no inferioridad y superioridad de un tratamiento. Este diseño es más ético, siempre que se disponga de medicamentos aprobados para la enfermedad en estudio.
  • Control con comparación de dosis: se utilizan diferentes dosis o regímenes del mismo tratamiento como brazo activo y brazo de control. El propósito es establecer una relación entre la dosis y la eficacia / seguridad de la intervención. Este diseño puede incluir grupos activos y placebo, además de los diferentes grupos de dosis. Este diseño puede ser ineficaz si no se conoce el rango terapéutico del fármaco.
  • Control histórico (externo y no concurrente): en este diseño,la información de los controles no se obtiene durante el estudio, sino que es de pacientes que se trataron en un momento anterior o en un entorno diferente. Este tipo de diseño tiene ventaja en el estudio de condiciones raras en las que es difícil generar un tamaño de muestra. Por el contrario, tiene muchas desventajas como que no es posible la aleatorización ni el cegamiento y que es difícil la comparabilidad de la intervención actual con el control histórico y delas diferencias delas características iniciales de los sujetos en el grupoen investigación versus el grupo histórico.

Compartir:

Más Noticias

Envíanos un mensaje