Cohortias – Digitalizar ensayos clínicos favorece la participación de pacientes.

La pandemia ha sido un catalizador para que se extiendan los esquemas híbridos y la descentralización de los ensayos clínicos de nuevos medicamentos
Digitalizar

Digitalizar ensayos clínicos favorece la participación de pacientes

El libro blanco “Acelerar el desarrollo de medicamentos y reducir los costes con tecnología para ensayos clínicos”, publicado por Fierce Biotech habla de una transición positiva hacia la digitalización y la descentralización de estudios de nuevos medicamentos que, además, es un proceso con múltiples facetas.

“Reducir los plazos de desarrollo y los costes tiene un impacto directo en el beneficio económico. Entre los beneficios directos se incluyen menores tasas de fallo en el proceso de cribado (selección) de pacientes, menores gastos en procedimientos administrativos asociados a los estudios y mejores resultados en cuanto a la adherencia de los pacientes a los procedimientos y porcentajes de sujetos que deciden permanecer en los estudios en lugar de abandonarlos”, escriben los autores del nuevo documento.

Aunque cuantificar los beneficios es un trabajo complejo, hay análisis recientes que respaldan el empleo de la digitalización y de los modelos híbridos en términos financieros.

Para las compañías implicadas en el área de enfermedades raras, que tradicionalmente se enfrentan a dificultades mayores a la hora de reclutar pacientes para sus proyectos de investigación, por el sencillo motivo de que son muy pocos pacientes, los beneficios son aún más acusados.

Digitalizar

El coste de poner una nueva terapia en el mercado está aumentando de una forma desproporcionada. Actualmente, se calcula que cuando un nuevo fármaco recibe el visto bueno de las autoridades para su comercialización la inversión ya ha sido de 2.600 millones de dólares.

Aunque hay muchos otros factores que se combinan para explicar lo desorbitado de la cifra, los retrasos en la realización de los ensayos clínicos tienen un peso específico muy importante. Solamente el 6% de los ensayos clínicos cumplen los plazos previstos, y el 85% de los estudios tienen retrasos que acarrean gastos que oscilan entre los 600.000 dólares y los 8 millones de dólares diarios.

Lo que permiten los ensayos híbridos y descentralizados es, por una parte, seleccionar individuos a partir de una población geográficamente más amplia.

De ese modo, se reduce al mínimo la necesidad de que los pacientes del estudio acudan a los centros de investigación físicamente para participar, el 70% de los candidatos a ser reclutados para un estudio viven a más de dos horas del lugar en el cual se está llevando a cabo el estudio.

Compartir:

Más Noticias

Envíanos un mensaje