Cohortias – Las CRO, pieza clave en la investigación clínica.

Por su estructura multidisciplinar, su flexibilidad y su personal calificado, las CRO se han convertido en un partner esencial para el desarrollo del mercado farmacéutico.
cro

Las CRO, pieza clave en la investigación clínica.

Por su estructura multidisciplinar, su flexibilidad y su personal calificado, las Compañías de Investigación por Contrato (CRO) se han convertido en un partner esencial para el desarrollo del mercado farmacéutico. Los recortes presupuestarios de los últimos tiempos han consolidado su rol en la investigación clínica y, ahora que el mercado empieza a recuperarse, las CRO se posicionan en la línea de salida de una más que deseada recuperación de las inversiones en investigación.

La experiencia de las CRO en operaciones, bioestadística, asuntos legales y regulatorios y en conocimiento científico permiten ofrecer una respuesta efectiva en todas las etapas de desarrollo de un fármaco, desde la síntesis hasta la comercialización.

Las CRO están igualmente muy presentes en el campo de la biotecnología, que demanda una agilidad incluso mayor por parte de estas compañías prestadoras de servicios, dado que los cambios que se producen en el propio diseño de los estudios son rápidos. En la mayoría de los casos, además, las biotecnológicas disponen de menor personal y, por ello, necesitan un mayor acompañamiento, para descargar de tareas a sus recursos humanos. 

En general, las CRO se están apuntando a gran velocidad a las nuevas tecnologías, que permiten por ejemplo ver en tiempo real la evolución de un proyecto o lanzar mensajes de seguimiento de forma automatizada.

También observamos en el mercado una tendencia hacia la diversificación de productos. Las CRO ya no se dedican solamente a la realización de ensayos clínicos, sino que ofrecen además otros servicios a la industria farmacéutica, de tipo muy variado.

Ventajas de las CRO          

La flexibilidad y la optimización de costes son las dos principales razones para la externalización de la investigación hacia las CRO, como compañías independientes del promotor de la investigación, dotadas de personal calificado y con experiencia.

Esto permite a las empresas farmacéuticas o bien reducir la dimensión de sus departamentos de I+D o bien optimizar los recursos internos y focalizarlos en otras actividades investigadoras internas. De algún modo, esta fórmula posibilita a la industria incrementar su capacidad investigadora, sin necesidad de aumentar sus plantillas laborales.

Cuando se contratan actividades concretas, las más habituales suelen ser la comunicación con las instituciones, la gestión de autorizaciones y el tratamiento estadístico de los datos.

Es necesario establecer los mecanismos de control necesarios, que permiten actuar con rapidez y establecer medidas correctivas a tiempo, pero, al mismo tiempo, este seguimiento debe ser ágil para la empresa contratante, de modo que ello no acabe repercutiendo en costes de personal interno.

cro

Compartir:

Más Noticias

Envíanos un mensaje